Algunas reflexiones sobre la #27Bienal, por Alexéi Tellerías

Algunas reflexiones sobre la #27Bienal

Posteado por el autor el 22 de agosto de 2013

logo27bienal

Voy a recibir mucho fuego por lo que ustedes están a punto de leer. Por arriba y por abajo, como la arepa.

Algunos dirán que es una vergüenza que emita estas consideraciones, otros que acusarán de vago por haberle dado “tanta cabeza” a esto y unos cuantos que al cuarto párrafo se hastiarán y no se tomarán el tiempo de leer todo y mucho menos de contra-argumentar ni debatir, limitándose simplemente a llamarme “boñiga”.

Estoy consciente de lo que estoy haciendo y –sobre todo- por qué lo hago (no en vano siempre recuerdo al final que “esta es mi verdad y con mi vida la defiendo”).

Faltaría a un compromiso conmigo mismo si no plasmo todas estas consideraciones aquí (me había prometido no escribir al respecto, pero me provocaron).

El debate (con argumentos y con altura) está más que bienvenido en los comentarios.

Vamo´ arriba.

Ground Zero.

Desde el pasado viernes 16 de agosto, en la “comunidad artística dominicana” (si es que tal cosa puede llamarse así) se inició una lluvia de comentarios, acusaciones y contra-acusaciones en torno a las piezas galardonadas en la 27ma Bienal Nacional de Artes Visuales (BNAV) en el Museo de Arte Moderno (MAM) que no ha parado.

De hecho, mientras escribo estas líneas, el Colegio Dominicano de Artistas Plásticos (CODAP) ya convocó una rueda de prensa para este jueves 22 para fijar posición.

En general, si bien los comentarios se dieron a partir del cuestionamiento de una de las dos piezas ganadoras del Gran Premio, en específico la performance “Satisfecha” de Joiri Minaya, en el sentido de que -alegadamente- violaba el Artículo 5 de las bases de la bienal por no ser inédita, el debate mutó rápidamente hacia el ya-no-tan-gracioso clisé de “lo clásico versus lo contemporáneo”.

Como si fuese necesario, las críticas continuaron hacia toda la concepción del arte conceptual, en una burla directa hacia algunas de las piezas seleccionadas y premiadas.

La réplica de quienes se sintieron ofendidos ahondó aún más el de por sí profundo debate generacional, enfatizando que quienes criticaban y cuestionaban lo hacían por “envidia” y que “no sabían perder”.

satisfecha27bienal

Joiri Minaya durante la realización de “Satisfecha” para la Bienal, el pasado 14 de agosto 2013.

Para sumar más drama al sancocho, el martes nos encontramos con una cobertura de las inconformidades de un grupo en Diario Libre, bajo la firma de Severo Rivera, en la cual una de las tres jueces, Quisqueya Henríquez, sale en defensa de la selección de los premios y del gran premio.

¿Comentario personal al respecto? No debió hacerlo. Ya dice la sabiduría popular que “los jueces hablan por sentencia”. Pero ya que lo hizo, tomaré sus declaraciones como punto de apoyo para algunas de estas reflexiones más adelantes. Lo haré sin entrar en juicios de valores sobre ellas, por no aportar al show (porque ya algunos la están acusando de ingenua).

Antes de empezar.

Me detengo aquí para un primer paréntesis: No pretenden mis palabras sumarse a ningún pleito desde ninguna esquina, sino más bien poner en blanco y negro algunas reflexiones posteriores, fruto de conversaciones con amigos, relacionados y gente del “ambiente”.

Es una mirada crítica pensada en que hay aspectos fundamentales de la organización de la BNAV que pueden enmendarse para futuras ocasiones. Por eso me limitaré al Gran Premio sin entrar en detalles sobre los ocho premios igualitarios, que merecerían otro análisis.

Historia de la historia.

Vamos a los antecedentes. El Comité Organizador de la 27ma BNAV lanzó la convocatoria en mayo 2013 con unas bases que recibieron quejas de la comunidad por lo “cerrado” del evento.

Fruto de ellas, se ampliaron las bases, cosa nunca antes vista en el evento, quitando los cuatro requisitos para poder presentar propuestas (de los cuales había que cumplir al menos con dos).

Esta medida permitió que muchos artistas sin formación formal -como mi caso- tuviesen la oportunidad de presentar propuestas al escrutinio de quienes terminaron siendo las tres jurados: Bingene Armenteros, Quisqueya Henríquez y Chus Martínez.

jurados27bienal

Las jurados de la 27 BNAV: Bingene Armenteros, Quisqueya Henríquez y Chus Martínez

Al hacer esto, el Comité cometió un error que deberá ser enmendado en futuras ocasiones: sólo se informó que se “habían ampliado” y no se difundió con exactitud que solo se enmendaba el Artículo 1, ni tampoco se distribuyó un nuevo texto de las bases, con lo cual los artistas que presentamos propuestas lo hicimos sin estar realmente conscientes de qué aceptábamos al enviar.

De manera sincera, espero que este error no implique que se retorne al pasado y que el comité organizador de la 28va BNAV elimine definitivamente los cuatro requisitos, aunque esto conlleve mayor severidad en la revisión de los portafolios y propuestas de los artistas.

¿Inédita?

Ya he dicho que la principal queja va en el sentido de si “Satisfecha” es inédita o no.

Mi amigo Carlos de León -artista ganador de uno de los premios igualitarios en el 24to Concurso de Arte Eduardo León Jimenes- ha insistido que esa performance no viola el artículo 5 de las Bases y que todos los que han/hemos puesto eso en duda ceberían/deberíamos echar manos de un diccionario.

Voy a hacerle caso y buscar lo que dice rae.es:

inédito, ta.

(Del lat. inedĭtus).

1. adj. Escrito y no publicado.

2. adj. Dicho de un escritor: Que aún no ha publicado nada.

3. adj. Desconocido, nuevo.

Tomemos de la definición los conceptos uno y tres, que son los que nos interesan. Ahora volvamos a las bases, específicamente el artículo 5, que es el que ha despertado toda esta polémica.

Artículo 5: Sólo se recibirán obras inéditas o que no hayan sido presentadas en exhibiciones y concursos, públicos o privados -en el país o en el extranjero- y cuya ejecución no date de más de dos (2) años antes de la presente convocatoria.

Ahora cito las declaraciones de Quisqueya Henríquez para Diario Libre:

“Nosotros entendemos que la obra de Joiri se había hecho en video para presentarlo en una clase donde estudia en Nueva York. La misma la escogieron para participar en un festival de Performance en Parsons, pero finalmente fue descartada”, explicó Henríquez. Aclaró que la artista había hecho una postal, la cual había publicado en su página de Facebook, pero la retiró luego de ser rechazada. “Hubo personas que la vieron, y es una de las pruebas que dicen que la misma existía. Luego envió ese mismo material a un Festival de Performance que se celebra aquí, y fue rechazado. La obra fue aceptada por nosotros, porque es inédita, aunque haya sido filmado previamente en una clase”. (El festival al que se refiere Henríquez es Independence Dom y la pieza no fue rechazada, sino que se envió cuando la programación ya estaba cerrada, nota de ATD)

En la página de Minaya está la documentación de esta pieza (asumamos que es la que realizó en la clase que menciona Quisqueya Henríquez) con el link al video que está en su cuenta de Vimeo (el video hasta hace unos días estaba protegido por contraseña).

Los tiempos cambian. La manera de difundir nuestro arte también.

Para estos tiempos donde lo digital cada vez se impone en nuestras vidas día a día, también ciertos conceptos deben pasar por una redefinición. Esto aplica para la palabra que acabo de buscar en el diccionario.

Si ya aceptamos como algo normal que libros vendan más en edición digital que en la impresa, también el usar internet y redes sociales para difundir propuestas artísticas debe considerarse como publicación.

Sin embargo, como las bases de la 27 BNAV no contemplan la difusión por medios digitales, entonces, por ese factor, la pieza de Joiri Minaya puede ser considerada inédita y –por ende- no viola las bases del concurso.

Visto de otra forma, la Bienal -el evento de su categoría más importante de nuestro país- ha pecado por quedarse atrás en lo referente al uso de las nuevas tecnologías en el mundo del arte. Y eso debe cambiar. Pero no ahora. Ahora ya tenemos una ganadora. Fin.

Se necesitan para un futuro nuevas reglas, definiciones muy específicas y estándares mucho más claros. A mayor claridad mayor amistad, y mientras mejor estipuladas estén las reglas del juego, menos problemas tendremos (y sobre todo menos pataleos).

El “Pataleo”: lo nuevo vs lo viejo.

mam27bienal

Ahora bien, la discusión no se ha limitado a si la pieza ganadora del gran premio (primera vez a un performance en los nosecuantos años de existencia de la BNAV) cumplía o no con las bases, sino que se agravó con el hecho que ninguna pintura ganó premio, sino menciones.

A esto, la jurado dice:

Quisqueya Henríquez manifestó que las propuestas que hicieron los pintores no estaban a la altura de la calidad de los otros lenguajes. “La pintura dominicana, en la actualidad, no merecía un premio, no obstante hubo una cantidad de ellas seleccionadas. Estamos hablando de más de 500 obras, y se hizo una selección de 186″, dijo, al dejar claro que ésa fue la valoración que hicieron. (la selección de 186 es el total de obras, entre pintura, escultura, instalación, fotografía, performance, video y dibujo, nota de ATD)

Dentro de lo poco que pude ver la noche inaugural (y lo compartido en redes sociales) no concuerdo con su planteamiento. Hay pinturas muy buenas, con un excelente trabajo, como “Génesis” de Mónica Ferreras. Claro, yo soy público y ella es jurado, y al final es el jurado que decide.

monicaferrerasbienal

“Génesis” (políptico). Mónica Ferreras

El que un performance ganase gran premio en una edición donde la pintura fue dejada de lado, ha despertado un quille supremo entre un grupo de artistas que no conciben que una obra de esta disciplina pueda merecer un lauro de este tipo en un evento como este.

Y -para ser honestos- esta discusión me recuerda un poquito a lo que pasó en Facebook con la obra “Te amo” de Carlos, que terminó motivando un artículo previo en esta Catarsis sobre mi visión del arte contemporáneo. Y no me gusta ni un chin.

(advierto que no estoy emitiendo juicio alguno sobre la calidad o falta de ella de la pieza de Minaya, primero porque no he tenido el chance de verla en el Museo y segundo porque “ese no es el tema de esta clase”).

Al parecer hay artistas que no terminan de asumir que los tiempos están cambiando y que el arte también forma parte de estos procesos. Cito a Caryanna Castillo:

Tenemos urgentemente que revisar nuestra visión del arte: personal, local, nacional, internacional, mundial, histórica y espiritual.

Da pena que también empiecen a emitir una serie de bromas pesadas burlándose del proceso creativo del arte contemporáneo, las mismas que en su momento las artes plásticas “clásicas” también tuvieron que soportar.

Y a mí de pronto me da con pensar que estas opiniones son un pataleo desde ciertas estructuras, incómodos porque un “seudo arte” (según estos) les esté “robando” sus espacios.

Es como si una instalación, una fotografía, un performance o una acción sonora está “cool” como “adornito” en un concurso de arte si no pretende usurpar el “bien ganado” espacio de las “artes puras”.

A esto me están oliendo muchos de los comentarios que he visto en redes sociales. Y con esos comentarios yo no voy a hacer causa común.

Tampoco simpatizo con la propuesta lanzada desde el CODAP de volver a la premiación por categorías. Al dar premios igualitarios, se evita la camisa de fuerza de premiar porque sí, como si fuese una “acción afirmativa” del arte.

Me estoy extendiendo mucho, así que concluyo: Para las bases de esta bienal, “Satisfecha” es inédita. Queda pues la misión de –para futuras ediciones de la BNAV- actualizar el concepto de “inédito” en un mundo donde lo único que no cambia es el cambio mismo.

Catarsis, catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”. 

Share this:

Me gusta:

3 COMENTARIOS EN “ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LA #27BIENAL”

  1. Gracias, Alexéi, por estas consideraciones. Tu planteamiento es claro, sopesado y oportuno. La situación de Joiri, aún me queda entre brumas. Ella debió aclararlo desde el primer momento en que se emitió el primer comentario de que ella había realizado la pieza en Estados Unidos. No lo hizo, y sus amigos que le defendieron, y aún lo dicho por ella misma, posteriormente, “enliaron” aún más las cosas.
    Un punto que no me explico, es el por qué ella (como se les pidió, y han hecho, los demás performeros participantes en la Bienal) no ha ha expuesto en exhibición, la documentación de su pieza realizada en la sesión para el Jurado de la Bienal, en fecha 14 de agosto. De suerte, que el que vaya a ver la pieza al MAM, se encontrará que lo que Joiri presenta es un video hecho con anterioridad, no el de la documentación de hecho en la mencionada sesión para el Jurado. Esto sin dudas, contribuye a mantener ese velo de suspicacia en torno a esta artista y su pieza.
    Alexéi, gracias una vez más por tu ecuánime texto. Un abrazo,

 

Un pensamiento en “Algunas reflexiones sobre la #27Bienal, por Alexéi Tellerías

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s